Artesania Pima (O,ob): CESTERIA

Artesania Pima (O,ob): CESTERIA

La artesanía en palma y palmilla es una de las más antiguas realizadas por la mayoría de los pueblos. Trabajando con hebras que se obtienen deshebrando las hojas de estas plantas, artesanos y artesanas pueden elaborar canastas para almacenar granos, moldes para la elaboración del queso, petates, jarras y platos de adorno, sombreros para protegerse del sol y la lluvia, etc.

 El proceso no es fácil. Se inicia en la época de lluvias o cuando la tierra está húmeda. Primeramente tienen que salir a buscar su materia prima por el monte, seleccionando hojas más o menos grandes según el tamaño de la pieza a realizar.

 Al cortarla, hay que tener mucho cuidado de no hacerse heridas en los dedos ya que las hojas son muy filosas y es fácil dañarse con ellas. Normalmente, se escogen las hojas de la periferia para no dañar el corazón de la planta y de esta manera puedan volver crecer nuevas hojas. Con un cuchillo se cortan las puntas secas y se trasladan hasta la casa o taller del(a) artesano(a). Si se quiere tejer la pieza en unos días más, es necesario guardar la hoja en una cueva fresca para que se mantenga fresca y flexible.

 A la hora de iniciar el tejido, primero se debe quitar el filo a las hojas con una piedra porosa y enseguida se comienza a tejer el corazón del huari (en el caso de que sea una canasta o huari) formando una cruz con cuatro grupos de hebras. A partir de este momento inicia un movimiento de dedos ágiles que juegan con las hebras y para darles forma, un movimiento que semeja una danza donde cada pieza ocupa su lugar y su ritmo preciso para que de una manera armónica vaya surgiendo la pieza. Es un verdadero gozo observar la destreza de una mujer indígena tejiendo un cesto; reflejando en el movimiento de sus dedos una memoria ancestral y un profundo conocimiento que va transmitiéndose desde los albores de la humanidad.

 Hay piezas de tejido sencillo o tejido doble, huaris con tapadera o abierto, con tejido de petatillo o de nudillo, en diferentes formas y tamaños según el uso y el grupo que los crea.

 Intenté hacer un huari con unas artesanas pimas y fue muy grande mi frustración al intentarlo una y otra vez sin éxito, y más grande aún mi admiración al comprobar la destreza y la creatividad expresada en una cesta de palma o palmilla.

 Es fácil adquirir un huari cuando viaje a la sierra o bien en un mercado popular. .

  Articulo de Lutisuc Asociación Cultural, I.A.P., publicado en la Revista Sonora Es…Octubre 2008. www.sonoraes.com

Share and Enjoy:
  • Print
  • Facebook
  • LinkedIn
  • MySpace
  • PDF
  • RSS
  • Twitter

line
footer
Powered by WordPress | Designed by Trompodesign